Durante la reunión del Patronato, la FAD ha presentado las “líneas maestras” que suponen una reorientación de su actividad preventiva para adaptarla a la realidad actual de los problemas de drogas. La nueva propuesta plantea abandonar el énfasis de los problemas derivados de las sustancias para fijarse en el contexto en el que se producen los consumos.