La secretaria de Estado de Asuntos Sociales, Amparo Valcarce, ha asegurado que “la drogadicción es una enfermedad social que quizás esté suponiendo un peaje por algunos aspectos del bienestar”.
El director técnico de la FAD, Eusebio Megías ha considerado necesario un cambio “en el método de análisis, las formas de acción, los programas y las actuaciones preventivas y asistenciales” en materia de drogas.