Para Javier Ruiz: “En España no ha existido un gran esfuerzo en la investigación sobre drogas; se ha elegido el modelo ‘observatorio’”. Por su parte, Manuel Araujo ha criticado que “no pocas instancias oficiales y profesionales” traten el botellón “como un problema de salud pública, incluso a veces como una patología propia de la salud mental; en ambos casos con cierto toque sanitario-exclusivista”.