Los jóvenes españoles de 15 a 24 años consideran de forma mayoritaria que el consumo de drogas es arriesgado y peligroso, afirman que conocen las posibles consecuencias, pero que consumen para sentirse integrados y porque consideran que es “lo normal a su edad”. Ésta es una de las principales conclusiones de la investigación “La lectura juvenil de los riesgos de las drogas: del estereotipo a la complejidad”, realizada por la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción), la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas y Obra Social de Caja Madrid, que se ha presentado hoy en La Casa Encendida.