Para el sociólogo Javier Elzo “los adultos no tenemos proyectos colectivos y así difícilmente podemos educar a nuestros jóvenes”.