Las estrategias preventivas dirigidas exclusivamente a elevar la percepción del riesgo del consumo de drogas no son suficientes ya que en su decisión de consumir o no, los jóvenes ponderan tanto los riesgos como los beneficios teóricamente asociados al consumo. Esa es una de las principales conclusiones del documento “La visión de la FAD”, un texto que analiza la situación actual de los consumos de drogas, así como las estrategias que hasta el momento se han utilizado para hacer frente al fenómeno.