El Festival ha otorgado este premio a la FAD como reconocimiento a su labor de difusión educativa a través del cine. La FAD viene aplicando desde 1995 “Cine y Educación en Valores”, programa escolar que trata de aprovechar la temática y el contenido de las películas para transmitir valores, actitudes, y habilidades sociales.