Dirigido a jóvenes y adolescentes de 14 a 18 años, el programa pretende facilitar la “alfabetización emocional” mediante la utilización de diferentes instrumentos: poesías, canciones, películas, fotografías, etc.