“Por ello –puntualizó Calderón- debemos profundizar en la reflexión crítica sobre ellos contando con la perspectiva de los consumidores”. También apuntó que “el conocimiento de los riesgos no es lo único determinante. Los consumidores son conscientes de los riesgos, pero éstos se ven matizados por las expectativas de determinados beneficios, por imaginarios que pudieran parecer”.