Para el filósofo francés vivimos en la “sociedad del espectáculo” donde para suscitar la colaboración ciudadana se necesitan grandes eventos mediáticos. También ha afirmado que “la UE debe afirmar su compromiso por la lucha con la solidaridad social que debe ser compatible con la economía”