•    Proceden del colegio Santo Domingo Savio (Petrer), del EEI La Milotxa (Puçol), del San Ignacio de Loyola (Picassent) y del CEE Vall Blanca (Ontinyent).
•    En el premio –que celebra este año su undécima edición- han podido participar docentes que realizan proyectos educativos de promoción de valores sociales.
•    Se han presentado un total de 534 proyectos educativos -38 de ellos de la Comunidad Valenciana- que se han desarrollado durante el curso 2014-2015.

(Valencia, 21 de julio de 2015).- Cuatro proyectos de Educación en Valores realizados en centros educativos valencianos han sido seleccionados finalistas autonómicos del Premio a la Acción Magistral 2015. Los proyectos finalistas proceden del colegio Santo Domingo Savio (Petrer, Alicante), del EEI La Milotxa (Puçol, Valencia), del San Ignacio de Loyola (Picassent, Valencia) y del CEE Vall Blanca (Ontinyent, Valencia).

El Premio a la Acción Magistral está convocado por la FAD, la Comisión Nacional Española de Cooperación con la UNESCO y  BBVA, y cuenta, en esta comunidad, con la colaboración de la Consellería d’Educació de la Generalitat Valenciana, al igual que en ediciones anteriores.

Durante la primera fase de evaluación del Premio que selecciona a los finalistas autonómicos se ha contado con la participación en la Comunidad Valenciana de representantes de la Consellería d’Educació, de docentes de la comunidad Acción Magistral con experiencia en Educación en Valores así como de representantes de las instituciones convocantes.

CUATRO PROYECTOS VALENCIANOS PASAN A LA FASE NACIONAL

En la categoría A (Educación Infantil y Educación Primaria) los proyectos seleccionados como finalistas autonómicos del Premio a la Acción Magistral 2015 han sido:

–    “Trilogía: El viaje de tu vida”, realizado en el colegio Santo Domingo Savio (Petrer, Alicante). Es el gran proyecto que el colegio lleva a cabo desde hace 5 años. La trilogía consiste en una colección de tres guías viajeras en las que los aventureros exploradores descubrirán, al final de la travesía, el viaje de su vida. Consta de tres escalas: ‘Conocer’, ‘Comprender’ y ‘Actuar’. El objetivo es que los alumnos conozcan el mundo en el que viven y las distintas realidades sociales para lograr un respeto por todas las culturas, religiones e ideologías.

–    “El mercat solidari de La Milotxa”, realizado en el colegio EEI La Milotxa (Puçol, Valencia). El proyecto surgió hace 17 años ante la necesidad y el interés de sensibilizar a los alumnos en valores muy presentes en el proyecto educativo del centro: que la escuela sea un elemento vivo de la comunidad y un espacio abierto a la participación. Los valores son la solidaridad, cooperación, empatía y el interés por conseguir una sociedad más justa para todos y el empoderamiento de nuestra autoestima a través de la consecución de una meta. Otro de los objetivos que persigue es conseguir un buen clima de armonía entre todos los miembros de la comunidad educativa y fomentar la participación de las familias.

–    “Musical MATILDA”, realizado por el colegio San Ignacio de Loyola (Picassent, Valencia). El musical ha sido un proyecto integrador en centro CAES (Centro de Acción Educativa Singular) donde han intervenido 61 alumnos. Ha consistido en la preparación y montaje de un musical con libreto y canciones y posteriormente, coreografías, teatro, vestuario y decorados para su representación. El objetivo ha sido mejorar la convivencia entre los diferentes cursos, aprendiendo a escuchar y esperar, asimilar los problemas de los demás a través del musical, superar los propios problemas de timidez, torpeza, pereza, etc. y mejorar la valoración del menor dentro del ámbito escolar y familiar.

Por último, el proyecto elegido en la categoría especial “Proyectos en red” ha sido “Planeta Oroneta” desarrollado en el CEE Vall Blanca (Ontinyent) conjuntamente con el CP Magraner, CEE Virgen de la Esperanza y el IES Andreu Sempere. Proyecto Oroneta es un proyecto sobre integración. En él participan alumnos de centros ordinarios y específicos por lo que se trabajan valores como la ayuda, compañerismo, trabajo en equipo, respeto, empatía, humildad, amistad, solidaridad y autoestima a través del arte. El proyecto arranca desde una problemática actual con la finalidad de crear un planeta sostenible y dar solución a la desertización de la tierra con acciones diarias sencillas. En definitiva, los objetivos que ha perseguido han sido educar en valores, enseñar a querer y respetar la tierra y aprender a través del arte.

PREMIO A LA ACCIÓN MAGISTRAL 2015

En el Premio a la Acción Magistral 2015 –que celebra este año su undécima edición- han podido participar docentes que realicen proyectos educativos relevantes en el ámbito de la promoción de valores sociales en centros españoles de Educación Infantil, Primaria, Secundaria y Educación Especial. Finalmente se han presentado un total de 534 proyectos educativos válidos -47 de ellos de la Comunidad Valenciana- que se han desarrollado durante el curso 2014-2015.

El premio, patrocinado por BBVA, con tres categorías: categoría A: Infantil y Primaria; categoría B: Secundaria y categoría especial: Proyectos en red. En esta edición se repartirá un premio por cada categoría. Los premiados de las categorías A y B recibirán 4.000 euros para el/la docente o docentes autores del proyecto y 4.000 euros para el centro educativo donde se desarrolle el proyecto. El proyecto ganador de la categoría especial recibirá 6.000 euros para los docentes autores del proyecto y se le concederá una ayuda de hasta 4.000 euros para volver a realizar el proyecto en el siguiente curso escolar de acuerdo con los requisitos y condiciones de las ayudas a proyectos en red de Acción Magistral.

ACCIÓN MAGISTRAL, UNA INICIATIVA DE APOYO AL PROFESORADO

El premio forma parte de Acción Magistral, un proyecto de ayuda al profesorado que trabaja la Educación en Valores en el aula donde se ofrece a los docentes posibilidades de formación (cursos online propios y becas), recursos y programas para su utilización en el aula, blogs informativos sobre actualidad educativa, espacios para el debate y la reflexión, encuentros virtuales con expertos educativos de diferentes ámbitos, encuentros presenciales, etc. 

En definitiva, se trata de una comunidad en la que el colectivo de docentes que desarrolla programas educativos de promoción de los valores sociales puede compartir experiencias y encontrar recursos de todo tipo para facilitar su labor.