Para el filósofo, las consecuencias del hiperconsumo en la era de la globalización son “fenómenos como las fashions victims, las compras compulsivas y las prácticas adictivas de todo tipo”. Sobre la invasión de productos culturales Made in USA, Lipovetsky considera que “frente a la CNN ahora se eleva la voz de Al Jazira. Lo que se prepara no es una unión mundial de naciones bajo el signo del hiperpoder americano; es la voluntad de garantizar el pluralismo”.