Autor: Planeta Joven
24 marzo, 2020

¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

María José Robles Fernández IES Monterroso (Estepona – Málaga)

Todo ha cambiado ¿Por qué en la educación nos resistimos al cambio y las propuestas innovadoras caen en el olvido? María José Robles se hace esta pregunta. Para responderla se carga de argumentos, como por ejemplo que nos equivocamos al decir que la escuela debe preparar para la vida, como si fuera un ente que vive ajeno a ella. La escuela seguirá atrapada a través del tiempo si no acepta que debe ser vida, ya que es de los lugares que más vida alberga, vida chispeante, con ilusiones, sueños, sonrisas…

Incorporar en la escuela la competencia social y ciudadana es una vía rápida para que las cosas cambien, para sacar a la escuela de ese laberinto que no le permite salir fácilmente de este indeseado, según María José, estado de cosas.

El sueño de María José Robles no es otro que cambiar la educación y adaptarla a los tiempos, una educación que ella considera muy anclada en el pasado y a la que hay que dar una división completamente distinta para adoptarla a la infancia de hoy.

La incorporación de la competencia social y ciudadana propicia oportunidades para desarrollar la curiosidad y la creatividad y estimular el pensamiento divergente.

Ante este panorama, Robles propone conectar con la pasión. Abrir caminos a través de las emociones y la interactuación con los compañeros y compañeras de forma cooperativa, porque todas las opiniones cuentan y porque el alumnado debe sentirse protagonista.

Educar y enseñar debe suponer una aventura en la que disfrutar aprendiendo sea una premisa. De esta forma, podemos dar rienda suelta a nuevos proyectos e ilusiones que marcarán para siempre a nuestro alumnado. Sacar a la escuela del laberinto del pasado es toda una aventura.

¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin