Los jóvenes no son cuadrados porque viven en un mundo que no para de cambiar, reza el spot de la nueva campaña de sensibilización de Fad #MentesCuadradas. Por eso necesitan abrir su mente (su mente “no cuadrada”, su mente diversa y versátil) a los cambios políticos, sociales, económicos y tecnológicos de una sociedad que evoluciona a la velocidad de la luz y en la que las personas de 15 a 29 años no siempre se sienten plenamente integradas. Por eso, desde Fad hemos creado una campaña para recordar a toda la sociedad, incluidos los y las jóvenes, los retos a los que los chicos y chicas se enfrentan día a día y lo meritorio de su gran capacidad de adaptación.

Una vez más, contamos con el aval de los datos que nos ofrece el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad para llegar a la conclusión de que, aunque los medios de comunicación y los anuncios de publicidad nos muestren lo contrario, la juventud no es ni mucho menos una etapa idílica. Según datos del «Barómetro Juventud y Género 2019: identidades y representaciones en una realidad social compleja»7 de cada 10 jóvenes se han sentido discriminados en algún momento de su vida cotidiana. Y ser joven es la tercera causa de estas discriminaciones, siendo mencionada por el 33,8% de chicas y el 22,5% de chicos.

La ayuda que como padres, madres, tíos, tías o profes podemos ofrecerles es inestimable pero, puede que no sea suficiente si tenemos en cuenta que el mundo ha girado tantas veces sobre sí mismo en los últimos veinte años que los desafíos a los que se enfrentan estos chicos y chicas no se parecen mucho a los que vivimos en nuestra época: fugas de cerebros, precariedad laboral, emancipación tardía, desinformación, discurso del odio, ciberbullying, exigencia de emprendimiento y aprendizaje autónomo, problemas de ansiedad y depresión…

#MentesCuadradas, campaña realizada por la agencia Saatchi&Saatchi, rompe una lanza a favor de los y las jóvenes como ciudadanos constructivos y miembros plenamente activos en la sociedad. Y, como queremos que nuestro mensaje también llegue a estos y estas supervivientes, hemos elegido un chico y una chica que narran su propia historia, un escenario undergroung y unas animaciones kawaii inspiradas en la cultura popular japonesa. Puede que esta estética no haya gustado a algunos de nuestros followers en redes sociales pero vale la pena si, con este “envoltorio juvenil”, conseguimos empatizar con chicos y chicas.

Sabemos que no todas las personas jóvenes son Greta Thunberg o Emma González pero si les transmitimos nuestro apoyo y les recordamos que son capaces de conseguir todo lo que se propongan… ¡A lo mejor lo consiguen! Llevan años escuchando en los medios, el cine o la tele que ser joven es salir de marcha, consumir drogas o estudiarse el examen la noche de antes, viéndose abocados a este tipo de comportamientos porque eran los que se esperaban de ellos y ellas. Desde Fad, queremos darle la vuelta a “la profecía que se cumple a sí misma” y transmitirles un mensaje positivo para que se empoderen y le ofrezcan al mundo y a su propia persona todo lo que llevan dentro y no se atreven a dejar salir. 

Y AHORA… ¿OS ANIMÁIS A VER DE NUEVO EL SPOT #MENTESCUADRADAS?