¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

*Francisco Alberto Calero Morgan

Con el apoyo de Fad y gracias a la financiación de la AACID, el Hogar Zacarías Guerra hace realidad el proyecto: “Impulso de la cultura de paz mediante procesos de integración socio profesional y de resolución alterna de conflictos con adolescentes y jóvenes del municipio de Managua”. Se trata de un proyecto diseñado para dos años, 2018 y 2019, que ha beneficiado ya a 152 jóvenes, que consta de un programa de reinserción laboral y de numerosos cursos de capacitación y de promoción de valores, actitudes y comportamientos que rechazan, previenen o enfrentan la violencia.

La Fundación Hogar de Huérfanos Zacarías Guerra (FHHZG) es una institución privada sin fines de lucro fundada en 1914 en Managua, Nicaragua, con el fin de crear un centro para atender a niños y adolescentes huérfanos de entre 7 y 18 años. Estos jóvenes reciben estudios primarios y secundarios, alimentación, atención psicológica, vestuario, calzado, cultura, deporte, atención médica y odontológica y cursos para su inserción laboral. Toda la atención que reciben los chicos busca a su vez el desarrollo de competencias blandas que les hagan menos vulnerables a comportamientos de riesgo y que les permitan enfrentar sus realidades diarias con asertividad, autoestima, inteligencia emocional y valores prosociales.

Jóvenes del Hogar Zacarías Guerra realizan los talleres de promoción de la cultura de paz

De los 152 beneficiarios del proyecto “Impulso de la cultura de paz  (…) con adolescentes y jóvenes del municipio de Managua”, exactamente 127 siguieron el programa “Promotores de Cultura de Paz”. 67 mujeres y 60 hombres jóvenes han sido formados y acompañados en la ejecución de diferentes procesos de incidencia comunitaria. Las acciones de enseñanza-aprendizaje realizadas se han desarrollado desde una premisa clara: todos los y las adolescentes y jóvenes tienen talento para promover la cultura de paz en su entorno.

Un joven del Hogar Zacarías Guerra durante sus prácticas

Además, otros 25 jóvenes (13 chicos y 12 chicas) se han profesionalizado en computación, mecánica, cocina y estética con el objetivo de conseguir su reinserción laboral. Hasta el día de hoy 5 de estos jóvenes se han insertado en el mercado laboral (3 mujeres y 2 hombres), y un estudiante resultó ganador del primer premio en la exposición gastronómica Latin Flavor, celebrada en la ciudad de Managua.

Jóvenes del Hogar Zacarías Guerra durante su formación en mecánica profesional

Todas estas acciones se realizan también gracias a la complicidad de otras instituciones nicaragüenses: la Escuela Select Hotel Holiday Inn, la Asociación MIRIAM, el Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), la Red Nicaragüense para la Educación Técnica (RENET), la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos (DIRAC), la Academia Cultura Salsera Nicaragua, el Instituto Nacional de Promoción Humana  (INPRHU) y las escuelas de los distritos IV y V; también gracias a personas individuales que se implican en diferentes actividades.

Fad Cooperación dirige sus esfuerzos a la mejora de la calidad de vida y a la prevención de riesgos psicosociales de las poblaciones desfavorecidas de América Latina, señaladamente niños, niñas y jóvenes. Para ello procura el desarrollo educativo de individuos y grupos, la intervención social y la participación en lo colectivo. Por su parte, la Agencia Andaluza de Cooperación al Desarrollo (AACID), financiadora del proyecto reseñado, es el órgano encargado de coordinar y fomentar las políticas de solidaridad internacional de la Junta de Andalucía. 

*Francisco Alberto Calero Morgan es ex alumno del Hogar Zacarías Guerra y ha trabajado durante 21 años en esta institución en diferentes áreas. Con amplia experiencia en la elaboración e implementación de proyectos en áreas de formación de competencias de desarrollo humano, afirma que su mayor satisfacción es poder ver a los jóvenes superarse y mejorar su calidad de vida. En lo personal, le encanta la jardinería y, sobre todo, estar con su jardín del Edén: su familia.

¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin