Pues sí. Sabemos mucho sobre emancipación juvenil. No sé si somos los y las que más sabemos sobre el tema, pero, desde luego, intentamos serlo. Nos rodeamos de grandes expertas y expertos, tratamos de estar en la vanguardia de la investigación sobre este objeto de estudio y procuramos que los resultados que vamos generando sirvan para desarrollar programas y políticas que fomenten el desarrollo de la juventud en sus itinerarios a la vida adulta.

Tras años de crisis económica que han influido, evidentemente, en la configuración de los hogares españoles, se van presentando oportunidades para que quienes lo deseen y lo necesiten puedan abandonar el nido y construir el suyo propio. Hay muchos datos que indican que, si hay esfuerzos colectivos, los sujetos individuales pueden llegar a pagar un alquiler que no suponga un dolor de cabeza constante, incluso a comprar inmuebles sin hipotecarse de por vida.

Pero la reflexión debe continuar, no podemos ser ingenuamente optimistas, por mucho que deseemos que la situación cambie. Por ello, seguiremos ayudando y visibilizando a investigadoras e investigadores especializados en la movilidad residencial, seguiremos recurriendo a entidades que generen cifras y conocimiento sobre la realidad de los modos de convivencia y trabajaremos codo con codo con quienes se ocupan de trasladar esta problemática a la sociedad general.

Si te interesa la emancipación juvenil y quieres estar al día de lo que preocupa sobre ella, suscríbete al Boletín del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad.

Si además te ocupas de esta problemática y necesitas leer estudios que diseccionen la emancipación juvenil, te recomendamos que empieces por este de Bosch Meda y López Oller, disponible para descarga en nuestra Colección Ayudas a la Investigación.