Autor: Arancha Sanz
21 enero, 2021

Esto no es un titular, es una premisa válida para las veinticuatro horas que durará el Día Internacional de los Abrazos, que se celebra hoy, 21 de enero, en unas circunstancias que cada vez nos recuerdan más a una peli apocalíptica o a un libro de Stephen King.

¡No hay «tutía»! Por mucho que esta efeméride nos guste casi tanto como el Día Internacional de la Croqueta, tenemos que cumplir con las medidas sanitarias y de seguridad para frenar la pandemia. Como mucho, podremos abrazar a convivientes y enviar abrazos virtuales a los y las demás.

Pero, qué rollo, ¿no? Por mucho que nos guste hacer vídeos en TikTok y mandar 😜❤️ emojis 💃😂🤗, nada sustituye al contacto físico. Así, algunas de las principales ventajas que tienen los abrazos que no podremos dar hoy son:

  • Aportan seguridad, confianza y protección. Nada como abrazar y dejarte abrazar al final de un día duro. Un reflejo aprendido de cuando éramos bebés y nuestros padres y madres nos tomaban en brazos.
  • Producen placer y relajación. ¿A que no sabías que cuando te abrazan liberas dopamina y serotonina, dos hormonas que producen sensación de calma y bienestar? El abrazo contribuye, además, a que descienda la presión arterial.
  • Combaten el insomnio. Lógico, ¿no? Este efecto sedante puede ayudarte a conciliar el sueño y seguro que, también, a tener sueños más agradables.
  • Expresan sentimientos sin palabras. El tacto es el sentido que más comunica, el más primitivo e instintivo. Y, no es fácil verbalizar nuestros sentimientos, sobre todo cuando hablamos de amor, será por eso que un gesto puede valer más que mil palabras.
  • Fortalecen el sistema inmunitario. Esto es porque tanto si nos abrazan como si abrazamos el organismo aumenta la producción de glóbulos blancos. Gracias a ello, prevenimos enfermedades y mejoramos nuestras defensas (las físicas y las psicológicas).

¡Me están entrando un montón de ganas de abrazar a todo el mundo! Pero hoy no pienso abrazar a nadie. Los psicólogos ya están hablando del “hambre de piel”, derivado de la falta de contacto físico a causa de la pandemia, y de los efectos negativos que este puede tener sobre nuestra salud. Ojalá pronto mejoren las cosas y satisfagamos ese “hambre de piel” con un atracón de mimos y achuchones.

Y, ¿no te parece mucha casualidad que el Día Internacional del Abrazo esté tan cerca del Blue Monday? Este último tiene lugar el tercer lunes del mes de enero y se considera el día más deprimente del año así que nada mejor que un abrazo para contrarrestar el bajón.

A lo mejor en eso estaba pensado Kevin Zaborney cuando inventó el Día Internacional del Abrazo. Fue en 1986 cuando este estadounidense, preocupado por la escasez de muestras de afecto entre las personas, decidió acuñar una fecha que nos diera la excusa perfecta para dar y recibir abrazos tanto a nuestras personas conocidas como a las que no lo son tanto.

Para ello, organizó un encuentro en la localidad de Clio (Michigan) bastante parecido a la célebre acción de “Abrazos gratis” que se desarrolló hace unos años en el centro de Madrid y seguro que recuerdas. En este distópico 2021, como mucho podríamos organizar un encuentro digital de abrazos virtuales, que tampoco es una mala idea, al menos como premio de consolación.

Sea online u offline, desde Fad te deseamos un muy feliz Día Internacional de los Abrazos y te enviamos desde este blog un montón de emojis abrazables que, aunque no tengan tantos beneficios como los abrazos reales, al menos sirvan para alegrarte un poco el día.

🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗 🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗🤗