Autor: Planeta Joven
22 mayo, 2020

¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

Fernando Trujillo, Conecta 13. Educación y Desarrollo Profesional

En la escuela, como en todo espacio social complejo, surgen problemas muy variados y con diversos niveles de dificultad. Resolverlos es parte de las tareas de los equipos directivos y del profesorado. Fernando Trujillo trabaja en un taller de ideas llamado Conecta 13 en el que experimentan con la innovación como recurso con el objetivo de resolver los problemas. Algo perfectamente aplicable al ámbito de la educación.

Con esta idea en mente Trujillo se ha acercado siempre al Design Thinking o pensamiento para el diseño, como le gusta a él traducirlo. Para Fernando el Design Thinking es, básicamente, una estrategia para la búsqueda de soluciones creativas a problemas mal definidos o difíciles de definir. Y los problemas educativos tienden a ser este tipo de problemas que en inglés se llaman wicked problems. ¿Por dónde se empieza para aplicarlo? ¿Qué tenemos que hacer?

Fernando Trujillo ha aplicado en los últimos años el Design Thinking en distintos contextos,: con equipos directivos en Andalucía y en Euskadi, en contextos de aprendizaje informal, en el ámbito de la Salud, en contextos laborales… Considera que el Design Thinking, que está en pleno proceso de asentarse como innovación útil y consolidada, se basa en una serie de comportamientos que le dan valor frente a los comportamientos más habituales que no dan siempre los resultados deseados. Se trata de empezar con un cambio de actitud.

En resumen, el Desing Thinking no es un catálogo de soluciones para los problemas educativos y escolares, es una fórmula que muestra caminos para construir, en comunidad, soluciones creativas para nuestros problemas.

¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin