Autor: fad
23 septiembre, 2022

 

Un vídeo circula por TikTok con cientos de miles de reproducciones preguntado qué pasa cuando una mujer no tiene relaciones sexuales durante mucho tiempo. Según el vídeo, en teoría, se debilita el sistema inmunológico. Sin embargo, no hay evidencias científicas que confirmen esa hipótesis, ni en mujeres ni en hombres

“El vídeo tiene poco de base científica”, explica Guillermo López Lluch, catedrático de Biología Celular de la Universidad Pablo de Olavide, experto en metabolismo. “Más bien es un compendio de afirmaciones que toman algunas verdades, pero poco más”.

La frase de “una vida sexualmente activa aumenta en un 30% la inmunoglobulina” se basa en una encuesta de hace 18 años con tán solo 112 estudiantes universitarios

Uno de los argumentos que señala para hacer esta afirmación es que “una vida sexualmente activa aumenta en un 30% la inmunoglobulina”, es decir, de anticuerpos, un tipo de proteínas que se une a los patógenos y los neutraliza, evitando que infecten a las células, que se reproduzcan y en definitiva, que nos enfermen. Este dato procede de un estudio publicado en la revista científica Psychological Reports en 2004 basado en una mera encuesta a una muestra bastante pequeña de participantes, tan solo 112 estudiantes universitarios. 

Los investigadores preguntaron por la frecuencia de sus encuentros sexuales, dividiendo las respuestas en cuatro categorías: nula, poco frecuente (menos de una vez por semana), frecuente (una o dos veces por semana) y muy frecuente (tres o más veces por semana).

Una vez realizada la clasificación, los autores tomaron muestras de saliva y analizaron la presencia de IgA, uno de los principales anticuerpos del organismo y nuestra primera línea de defensa contra las infecciones. “Los individuos del grupo frecuente mostraron niveles significativamente más altos de IgA que los otros tres grupos, que eran comparables”, señalan los investigadores. 

Sin embargo, en palabras de López, “es un estudio de correlación que no lleva a ningún sitio y que puede tener otras muchas implicaciones como, por ejemplo, el estrés”. Además, los resultados a los que llega no son motivo suficiente para afirmar que la falta de sexo debilita al sistema inmunitario, ni hombres ni en mujeres: los niveles de anticuerpos no indican necesariamente lo bien o mal que el sistema inmunológico es capaz de llevar a cabo sus funciones básicas

Como explica Jesús Gil-Pulido, doctor en inmunología, “a veces, tener más no es sinónimo de mejor”: “Hay muchas células involucradas en los procesos de defensa: las defensas innatas (como los neutrófilos o los monocitos), que son las primeras en actuar; y las adquiridas (como las células B que producen anticuerpos y las células T). Tener ‘más’ de algo, en este caso anticuerpos, no nos dice gran cosa, porque habría que poner en contexto qué significa ese cambio”. Es decir, “fijarse en un solo ‘cachito’ del sistema inmunitario no nos va a ayudar demasiado a entender cómo se está viendo afectada su función”, añade.

No hay evidencias científicas que sostengan que la falta de relaciones sexuales sea perjudicial

Otro de los argumentos que utiliza el vídeo es que “no tener relaciones sexuales aumenta los niveles de estrés y de ansiedad”. Como explicaba Gil-Pulido, es cierto que el estrés es uno de los factores que puede modificar negativamente la función de los anticuerpos. “Este último es un gran enemigo de nuestras defensas, especialmente si se mantiene de forma crónica”, incide el experto. El porqué radica en que provoca un aumento del cortisol en nuestra sangre, que suprime el sistema inmunitario.

Ahora bien, a pesar de que a menudo se habla de los beneficios del sexo en la salud, no hay evidencias científicas que sostengan que esto suceda a la inversa, es decir, que la falta de relaciones sexuales sea perjudicial. El que afecte o no al nivel de estrés o de qué manera lo haga es algo subjetivo y que dependerá de otros muchos factores, no únicamente de la frecuencia de los encuentros sexuales.

Las recomendaciones para mejorar el sistema inmunitario son ejercicio, dieta equilibrada, buen descanso y evitar el estrés prolongado 

En definitiva, “las recomendaciones para tener en buen estado nuestro sistema inmunitario son las mismas que tenemos que tener en cuenta para una buena salud en general”, según indicó Isabel Cortegano, del departamento de Biología Celular de la facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). La Sociedad Española de Inmunología (SEI) señaló las pautas: hacer ejercicio moderado de forma regular, seguir una dieta equilibrada, tener todas las vacunas recomendadas, dormir las horas adecuadas, evitar el tabaco y el alcohol y evitar las situaciones de estrés prolongadas