¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

•    El premio se entregó ayer durante la celebración del IV Festival Juvenil de Cortometrajes Solidarios organizado por la FAD y la AACID.
•    Durante el festival se proyectaron seis cortometrajes producidos por jóvenes andaluces para su uso como herramienta educativa para el desarrollo de valores prosociales y participación ciudadana.
•    La actividad pertenece a la cuarta edición de proyecto de Educación para el Desarrollo “Un spot para decir stop” dirigido a jóvenes andaluces.

(Sevilla, 3 de junio de 2015).- Ayer por la tarde durante el IV Festival Juvenil de Cortometrajes Solidarios celebrado en el Teatro de la Casa de la Cultura de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), la FAD y la AACID entregaron el premio al cortometraje “Toda cicatriz tiene su historia” realizado por jóvenes de Ubrique (Cádiz), como ganador del proyecto “Un spot para decir stop”.

Durante este festival, que fue conducido por el locutor de Solúcar Radio, Antonio Ríos y Rosa Mª Macarro, se presentaron los resultados globales del proyecto “Un spot para decir stop” y el trabajo de setenta chicos y chicas de entre 13 y 18 años que, a través de la creación colectiva, han elaborado seis cortometrajes referidos a distintas temáticas vinculadas a la Educación para el Desarrollo. Los jóvenes provienen de las localidades sevillanas de La Roda de Andalucía, Morón de la Frontera, Sanlúcar la Mayor y Santiponce; de Sevilla y de la localidad gaditana de Ubrique.

El premio al cortometraje ganador (una jornada multiaventura en el Parque de Aventura Bosque Suspendido en el Centro de Naturaleza La Juliana de Bollullos) fue entregado por el viceconsejero de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía, Juan Jesús Jiménez; y por el subdirector para la Cooperación al Desarrollo de la FAD, Gerardo Lerma.

Tras un proceso de votación popular en redes sociales donde los internautas votaron su vídeo preferido, el jurado experto ha deliberado y elegido al mejor entre los tres finalistas seleccionados: “La solidaridad hace amistad” de Morón de la Frontera (Sevilla), “Toda cicatriz tiene su historia” de Ubrique (Cádiz) y “Un paso más” de Sevilla. Este jurado experto estuvo formado por: Antonio Manfredi, director de Medios Interactivos de Canal Sur; Joaquín Ortega, director de cine y actor;  May Adamuz, especialista en Educación para el Desarrollo y equidad de género; Jordi Gagete, técnico de Educación para el Desarrollo de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo; y María Renovales, secretaria general de la FAD.

SEIS CORTOS SOLIDARIOS: SINOPSIS

“Lenguaje por señas”, La Roda de Andalucía (Sevilla)
Sinopsis: Un chico llega Reino Unido para trabajar. La primera berrera es el idioma. Cuando busca alojamiento, cuando busca empleo, solo puede comunicarse por señas de forma que no logra encontrar empleo. Mientras mira ofertas de trabajo en un periódico en un bar escucha a una chica que no puede leer una carta porque está en castellano. El chico se ofrece a leerla y por señales explica que el hermano de la chica ha tenido un accidente en España. Ella, en agradecimiento se ofrece a ayudarle a buscar trabajo.

“La solidaridad hace la amistad”, Morón de la Frontera (Sevilla)
Sinopsis: Los miembros de una ONG de apoyo a los animales buscan voluntarios. Mientras que una chica se ofrece ayudarles otro grupo se mofa de ellos. En el refugio se muestran algunas de las tareas que desarrollan las voluntarias. Al día siguiente el grupito de amigas sigue con la broma de reírse de Paula por ofrecerse voluntaria. En ese momento una de ellas pierde a su perro Tobi y las amigas se niegan a ayudarla. Paula se encuentra a Lucía llorando que le cuenta lo ocurrido. Paula se ofrece a ayudarla con apoyo de El Refugio. Cuando llegan Tobi está allí y Lucía se ofrece a ser voluntaria”.

“Réquiem por una Educación”, Sanlúcar la Mayor (Sevilla)
Sinopsis: Un señor trajeado lleva un maletín en que podemos leer EDUCACIÓN. Mientras tanto un grupo de personas espera en una mesa de juego con una ruleta. El señor ofrece el dinero del maletín. Los componentes de la mesa van apostando y perdiendo dinero de forma que vemos la imagen de un instituto en la se van eliminando recursos. Durante el juego los miembros de la mesa discuten y se echan en cara en qué se han gastado el dinero destinado a educación: compra de voluntades, desviado a  paraísos fiscales, financiación ilegal de partidos…
Al final no quedan alumnos en el instituto y podemos leer un mensaje: “No permitas que jueguen con tu futuro”.

“Realidad 4G”, Santiponce (Sevilla)
Sinopsis: Es el cumpleaños de Lissi y entre todos sus amigos le regalan un móvil. En una de sus tantas búsquedas por Internet Lissi se ver sorprendida por una noticia que explica que la explotación del Coltán, mineral vital para la tecnología, ha desembocado la explotación  de niños y niñas y ha desencadenado una guerra “eterna”. Lissi piensa que hay que actuar y organiza una campaña de reciclaje de móviles. La propia campaña hace que otros chicos se sensibilicen por el tema y van entregando sus móviles usados.

“Un paso más”, Sevilla
Sinopsis: Claudia recibe un mensaje en el móvil: mañana empieza a trabajar.
Al día siguiente Francisco recibe a Claudia y mientras que le explica en qué consiste su trabajo un grupo de chicos que van al comedor se mofan de ella porque es nueva.
Claudia está entregando la comida y el grupo de chicos le engaña para que les dé más postre.
Al día siguiente el grupo de chicos al pedir su comida reclaman su postre, pero los camareros explican que no hay postre debido a los recortes, de forma que los chicos se van enfadados. Claudia busca y encuentra dos postres y se los lleva a los chicos. Cuando Claudia está limpiando las mesas encuentra una nota de agradecimiento en la que le piden disculpas por haberse portado mal con ella.

“Toda cicatriz tiene su historia”, Ubrique (Cádiz)
Sinopsis: En la puerta de un bloque de pisos se escuchan voces de una pareja discutiendo  que, entre otras cosas, se echan en cara lo mal criado que es el hijo.
Éste sale por la puerta y llega al instituto. Allí se encuentra con un compañero al que cuelga un cartel para que otros le den collejas.
El chico llega a clase y saluda a una chica a la que le pide el móvil para revisarlo. Ella se niega y le echa en cara al chico que está tratando mal a un compañero y que eso es lo mismo que sus padres hacen con él.
El protagonista reflexiona y se da cuenta de su actitud, por lo que ayuda a la chica a quitarle el papel por el que se burlan de él.

DESARROLLO DEL PROYECTO “UN SPOT PARA DECIR STOP” (4ª edición)

Este Festival se enmarca dentro del proyecto “Un spot para decir stop”, realizado por la FAD  (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción) y cofinanciado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID). En esta cuarta edición se ha contado con la colaboración de los ayuntamientos y centros de enseñanza Secundaria La Roda de Andalucía, Morón de la Frontera, Sanlúcar la Mayor, Santiponce, Sevilla y de la localidad gaditana de Ubrique.
“Un spot para decir stop” tiene como objetivo promover en los jóvenes andaluces conciencia crítica sobre la realidad global y compromiso para el desarrollo de una cultura de la Solidaridad y la Paz.

Con la participación de unos 70 chicos/as de entre 13 y 18 años, en 6 grupos de diferentes localidades, se desarrolló una experiencia teórico-práctica de formación, reflexión crítica y diseño participativo, que les ha sensibilizado, concienciado y motivado como agentes mediadores entre sus iguales, implicados en la consecución de una ciudadanía global más solidaria y comprometida con la transformación de su entorno, y les  ha capacitado y proporcionado recursos básicos para la creación de un vídeo con el que quieren hacer reflexionar y motivar a otros chicos y chicas de su edad y contexto, para favorecer el desarrollo de una cultura de solidaridad y paz.

CINEMASUR 2.0

Durante el Festival también se entregará el premio a los tres grupos de escolares ganadores del concurso CinemaSur 2.0, colofón del proyecto homónimo de Educación para al Desarrollo de la FAD y la AACID en el que 2.400 escolares de Secundaria han trabajado lo largo de todo el curso escolar en torno a películas y actividades didácticas enfocadas al desarrollo de valores de ciudadanía. Los tres grupos de alumnos ganadores provienen de las localidades de Pedrera, Isla Mayor y Lebrija.

¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin