¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

En la última década se mantiene básicamente la misma escala de valores de la sociedad española, lo que habla de la estabilidad del universo ético de la ciudadanía. Sin embargo, también es cierto que en los últimos diez años aparece como tendencia evolutiva lo que se podría llamar un cierto proceso de juvenilización. Son los valores atribuidos a los jóvenes, los que el tópico señala como característicos de éstos, que al tiempo se esperan y son reprochados, los únicos que parecen haber aumentado en valoración en el conjunto de la población española. Nos referimos a valores como “vivir sin pensar en el mañana”, “arriesgarse por cosas nuevas”, “tener muchos amigos” o “disponer de mucho tiempo de ocio”.

¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin