¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

Los adolescentes españoles navegan diariamente en un mar de post, selfies, memes, trending topics, fake news, retweets, hashtags y likes que cambian en minutos, mantienen un gran número de conversaciones y relaciones sociales de forma simultánea, deben estar atentos a los cambios tecnológicos constantes, nuevas redes, nuevas aplicaciones, etc.

Entran en este universo digital porque lo perciben como imprescindible, porque los jóvenes que no usan o no frecuentan las redes sociales sienten que están en riesgo claro de exclusión y marginación por parte de su grupo de iguales ya que o todo pasa en las redes sociales, o las cosas que pasan fuera se gestionan y preparan en ellas. Quien no participa de esta dinámica relacional es considerado “raro” o “independiente”.

 Por otra parte -y a pesar de la fantasía de los “nativos digitales” que presupone que las nuevas generaciones traen incorporadas las actitudes y conocimientos necesarios para manejarse sin problemas en entornos digitales- estar en redes sociales exige de los adolescentes y jóvenes un gran esfuerzo de aprendizaje continuo, una constante alfabetización digital. No estar “a la última” o no saber gestionar bien ambas presencias (real y virtual) supone quedarse “out”.

 APP CONECTADOS, 6.000 ADOLESCENTES INSCRITOS

Ayudarles a gestionar todo este “ruido comunicacional” de manera responsable y segura para evitar los riesgos de la red; para evitar que se generen entre los adolescentes y jóvenes relaciones de baja intensidad, superfluas, volubles o despersonalizadas; y para evitar que un exceso de atención derive en un aislamiento del entorno más cercano (familia fundamentalmente) es uno de los objetivos principales de CONECTADOS.

 Y para ello se ha puesto en marcha un juego (app y online, accesible vía web) dirigido específicamente a adolescentes que de forma amena y divertida facilita pistas sobre cómo manejar las TIC de forma segura y responsable y fomenta un uso constructivo de internet desde el respeto a uno mismo y a los demás.

 En el juego se propone a los adolescentes que encuentren a Ana, una amiga que voluntariamente se ha escondido, a través de las pistas que encuentren en su teléfono móvil y el rastro digital que ha ido dejando en sus redes sociales.

 A lo largo de esa búsqueda descubrirán cosas como: la importancia de saber manejar los ajustes de privacidad en redes; no facilitar datos personales a desconocidos; no contribuir a difundir contenidos vejatorios; la netiqueta; el valor de la propiedad intelectual en internet; el respeto a la privacidad e intimidad de terceros o a reflexionar sobre la veracidad de lo que leen en digital según las fuentes.

 Cada respuesta, cada acción, tiene una puntuación según sea más o menos adecuada y todos los participantes, al terminar el juego, pasan a formar parte de un ranking. Los participantes de 14 a 16 años inscritos tienen la posibilidad de participar en un concurso y los diez con mejor puntuación obtienen un premio.

El juego (app descargable para IOS y Android desde Play Store o Apple Store y accesible también vía web a través de www.proyectoconectados.es) se puso en marcha en noviembre de 2017 y han participado más de 6.500 internautas.

 

¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin