¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp

Hace tan solo dos días presentamos en la Fad una investigación, hoy no importa el título, que analizaba cómo los y las jóvenes perciben las desigualdades de género y que arrojaba datos como que un 53.1% de las adolescentes y jóvenes españolas de 15 a 29 años afirma haber sufrido algún tipo de discriminación. En diferentes ámbitos muy consabidos como la calle y el trato con la gente, en el laboral o en las redes sociales. Pero también en tiendas, en bares o en la propia familia.

Son datos que, de nuevo, nos demuestran que la desigualdad de género existe y es muy real para muchas adolescentes, jóvenes y mujeres.

Por eso en la Fad estamos comprometidas y comprometidos con el papel de la mujer y la importancia de la lucha por la igualdad en la sociedad. Como entidad social tenemos una responsabilidad clara e ineludible: 

  • En nuestra labor investigadora: Creemos imprescindible seguir analizando las razones, los estereotipos y las dinámicas sociales que perpetúan la desigualdad. Sólo desde el conocimiento de la realidad podremos actuar.
  • En nuestra labor sensibilizadora: Es inaplazable tener en cuenta el enfoque de género en nuestros mensajes, en nuestro lenguaje, en nuestra forma de sensibilizar sobre la realidad. La inclusión de objetivos y tratamientos igualitarios  en cualquier acción debe ser una prioridad.
  • En nuestra acción preventiva: En completa sintonía con la Estrategia Nacional de Adicciones 2017-2024 consideramos fundamental “mejorar la incorporación efectiva de las necesidades específicas de la mujer a todos los programas de prevención y atención”.

Y, por supuesto, también en nuestro día a día. La Fad hoy, y aunque existen muchos campos de mejora por abordar, cuenta con un 62,5% de presencia femenina en puestos directivos. La brecha salarial es del torno al 1,2% y se deriva más de cuestiones como la antigüedad que a una desigualdad de género. En cuestiones de reducción de jornada por guardia legal, los porcentajes son del 25% en hombres frente a un 11% en mujeres. 

Sin embargo, aún nos queda muchísimo camino que recorrer como entidad social y como grupo humano. En esa andadura nos encontramos, reafirmando nuestro compromiso y fijando nuestras prioridades para contribuir con todo nuestro esfuerzo a crear una sociedad más justa e igualitaria para todas y todos.

¡Comparte este artículo!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp