Se encuentra usted aquí

Divertirse, nuevas sensaciones y “ser como todos”, principales motivos de los jóvenes españoles para consumir drogas

•    Casi un 60% de los menores de 30 años considera que el consumo de drogas tiene que ver con divertirse y pasarlo bien, 10 puntos porcentuales más que entre los adultos.
•    Entre los adultos las motivaciones relativas al afrontamiento o la existencia de problemas, sean de índole laboral o social, con la familia o los amigos son más señalados.
•    Los jóvenes de 22 a 30 años es el grupo etario más permisivo con los consumos, por encima de adolescentes o adultos, especialmente en cuanto al cannabis. El 67% de los jóvenes de esta edad estarían a favor de una posible regulación legal del consumo de esta sustancia.
•    La investigación analiza las posturas frente a las drogas –de manera global y en relación con sustancias específicas- de los jóvenes de 15 a 30 años y las compara con los adultos. 

(Madrid, 28 de enero de 2015)-. La población joven (15-30 años) asocia, aún más que la adulta, el consumo de drogas a la diversión, el deseo de sentir nuevas sensaciones y formar parte de una identidad (ser como los demás). Estas opciones son señaladas por porcentajes superiores de personas entre los 15 y 30 años que entre los adultos (31-65 años).

Esta es una de las conclusiones de la investigación “La percepción social de los problemas de drogas en España, 2014”, realizada por la FAD gracias a la financiación de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

El estudio señala que casi un 60% de los menores de 30 años considera que el consumo de drogas tiene que ver con divertirse y pasarlo bien, 10 puntos porcentuales más que entre los adultos. Casi el 35% de los más jóvenes (15-22 años) y el 30% entre los de 23 y 30 años señala el deseo de sentir nuevas sensaciones, frente al 28% de los mayores de 30 años que señala esta opción.

Como se aprecia, entre los jóvenes, parece estar algo más presente la idea del consumo vinculado a -o motivado por- aspectos relacionales y funcionales a las expectativas de diversión, integración  y ser joven. Sin embargo, entre los adultos -que también destacan estos aspectos aunque en porcentajes inferiores que los jóvenes-, siguen estando también más presentes las motivaciones relativas al afrontamiento o la existencia de problemas, sean de índole laboral o social, con la familia o los amigos, etc.

Motivos para consumir, según grupos de edad joven y adultos (% respuesta múltiple)

 

MOTIVOS DEL CONSUMO

Grupo de edad

Total

15-22

23-30

31-65

 

Por el gusto de hacer algo prohibido

20,0

16,4

19,8

273

 

Para divertirse y pasarlo bien

56,1

58,2

49,7

729

 

Por curiosidad

41,1

39,8

40,7

572

 

Por el deseo de sentir sensaciones nuevas

34,4

30,3

28,9

420

 

Por moda

14,4

16,9

16,6

231

 

Por problemas laborales o sociales

9,4

10,9

15,7

200

 

Por problemas con la familia o con los amigos

6,7

8,0

11,8

149

 

Para ser como los demás

15,6

14,9

12,9

191

 

Por problemas médicos o psicológicos personales

2,2

3,5

3,0

42

 

LOS JÓVENES DE 23 A 30 AÑOS, MÁS PERMISIVOS CON LAS DROGAS QUE LOS ADOLESCENTES O ADULTOS

Los jóvenes españoles rechazan las drogas menos que los adultos y también consideran sus beneficios mayores. Sin embargo, dentro del  propio colectivo de jóvenes, no es entre los adolescentes donde es menor ese rechazo sino en el tramo de edad de 23 a 30 años. En estas edades es donde las posiciones de rechazo absoluto (que defienden el postulado “hay que luchar por una sociedad sin drogas, son sustancias muy peligrosas”) son más minoritarias.

Actitudes básicas ante las drogas, según grupos de edad joven y adultos (medias en la escala 1-Nada de acuerdo a 10-Totalmente de acuerdo)

 

 

15-22

23-30

31-65

Total

Hay que luchar por una sociedad sin drogas

7,67

7,54

8,23

8,06

Las drogas son sustancias muy peligrosas,  que no deben ni probarse

7,02

6,89

7,52

7,36

Usar drogas no tiene beneficios de ningún tipo

6,70

6,91

7,25

7,13

Las drogas siempre están y estarán ahí, pero pueden evitarse muchos de sus problemas

6,57

6,83

6,80

6,77

Las drogas siempre son un problema, pero más o menos grave según las políticas sociales

5,85

6,10

6,14

6,10

Las drogas pueden más que tú; es imposible controlarlas

5,36

5,66

6,09

5,93

Es necesario aprender a convivir con las drogas

3,98

4,12

3,88

3,93

Se puede usar drogas, pero hay que tener cuidado con ellas

3,84

4,12

3,50

3,63

Las drogas siempre estarán ahí, y eso no supone ningún problema

3,17

2,98

2,81

2,88

Las drogas son algo que deberíamos probar

2,94

2,98

2,35

2,52

Las drogas son algo que sirve para enriquecer la vida de las personas

2,58

2,55

2,34

2,40

Las drogas nos ayudan a superar problemas

2,53

2,44

2,22

2,29

 

Respecto a la valoración de las posibles consecuencias negativas del consumo de drogas, también se encuentran algunos matices diferenciales. Para los jóvenes, igual que para el resto de la población, la adicción es la principal consecuencia negativa posible del consumo de drogas, y de hecho destacan esta opción por encima de la población adulta: 69% entre las personas de 23 a 30 años, 66% entre las de 15-22 y 64% entre los mayores de 30 años.

De entre las ventajas señaladas, y en cuyo señalamiento los jóvenes superan a los adultos en todos los casos, la principal es la diversión y el placer, más entre los 15 y 22 años (36%) que entre los 23 y 30 (33%) pero, en ambos casos, por encima de los adultos (22%). También los jóvenes, conjuntamente, señalan en mayor proporción la idea de que las drogas permiten evadir problemas y alivian molestias y enfermedades.

Por su parte, cuanto menor es la edad más se resaltan ventajas relativas a las relaciones interpersonales (facilitan las relaciones, dan seguridad y autoconfianza, ayudan a vivir más intensamente…), mientras que entre los jóvenes de mayor edad se señalan en mayor medida ventajas individuales relativas a la desinhibición, relajación, e incluso su capacidad para abrir la mente y descubrir cosas.

En general los jóvenes perciben menos problemas en el consumo (o están menos de acuerdo en que genere necesariamente problemas), sea experimental, de fin de semana, diario o frecuente, que los adultos. No obstante, la posición más extrema en esta cuestión la protagonizan los jóvenes de más edad, quienes se encuentran entre los 23 y 30 años, mientras que los menores de 23 años se aproximan más a la visión de los adultos (que es siempre más negativa que la de los jóvenes en su conjunto). Es decir, la percepción problemática de los consumos no es correlativa exactamente a la edad sino que varía entre los grupos etarios sin una tendencia lineal simple.

Posibilidad de que haya problemas, según distintos modelos de consumo, según grupos de edad joven y adultos (% muy /bastante acuerdo)

 

 

Grupo de edad

Total

15-22

23-30

31-65

Problemas si se prueba

31,1

23,4

39,1

35,9

Problemas si se consume los fines de semana

50,8

39,8

57,0

53,8

Problemas si se consume a diario

78,3

74,1

85,1

82,6

No problemas aunque se consuma con frecuencia

10,0

16,2

12,5

12,7

 

El 40% de los jóvenes entre 23 y 30 años considera que el consumo de fin de semana conllevará necesariamente problemas, mientras que entre los menores de esta edad el porcentaje aumenta hasta el 51% (más de diez puntos porcentuales por encima) y hasta el 57% entre los adultos.

El consumo diario, el que se percibe como más problemático, es considerado como fuente necesaria de problemas para el 74% de los jóvenes entre 23 y 30 años, alcanzando al 78% de los de 15 a 23 años y al 85% de los adultos.

En general, son los jóvenes de edades intermedias (23 a 30 años) quienes relativizan más los problemas derivados de los consumos, por encima incluso de los jóvenes de menor edad.

No es fácil interpretar exactamente este hecho. Quizás influya la experiencia de consumos, mayor cuando se va creciendo, un cierto cambio en la percepción en los jóvenes (por el cambio del contexto o por influencia de las estrategias educativas preventivas) y, desde luego, el haber llegado al límite de la responsabilidad adulta y a la preocupación por los hijos.

EL 67% DE LOS JÓVENES DE 22 A 30 AÑOS A FAVOR DE UNA POSIBLE REGULACIÓN DEL CONSUMO DE CANNABIS
 
A diferencia de cualquiera de las otras sustancias, cuando se trata del cannabis, la mayoría de la población española entre 15 y 65 años es partidaria, y cada vez más, de una regulación tendente a fórmulas legales de consumo (56%) y venta (54%).

Esta mayoría se manifiesta en todos los grupos de edad, pero la proporción de partidarios de cualquiera de las fórmulas de legalización (privada o pública, controlada o libre) es muy superior entre los y las jóvenes que entre los adultos. Hasta el 67% y el 59% entre los jóvenes de 23 y 30 años y menores de 30 años, respectivamente, lo son del consumo, frente al 52% entre los adultos; el 67% y el 56%, también respectivamente, lo son de la venta o suministro, frente al 51% entre los adultos.

También en esta ocasión la posición de quienes tienen entre 23 y 30 años es más liberalizadora que entre los jóvenes de menor edad.

Opinión sobre consumo de cannabis, según grupos jóvenes y adultos (%)

 

 

 

Grupo de edad

 

 

 

15-22

23-30

31-65

TOTAL

En su opinión el consumo de Cannabis…

Debería prohibirse y sancionarse su consumo aún en privado

40,8

33,0

47,8

44,8

 

Debería permitirse a los adultos su consumo privado

48,5

54,8

43,9

46,1

 

Debería permitirse a los adultos su consumo, incluso público sin ninguna limitación

10,7

12,2

8,3

9,1

TOTAL

 

100,0

100,0

100,0

100,0

 

Opinión sobre venta de cannabis, según grupos jóvenes y adultos (%)

 

 

 

Grupo de edad

 

 

 

15-22

23-30

31-65

TOTAL

Y respecto a la venta, cree que el Cannabis…

Debería prohibirse por completo que se venda o se proporcione de cualquier manera

44,1

32,8

49,0

46,0

 

Debería permitirse su venta controlada a adultos en farmacia o en sitios autorizados

50,0

57,7

45,5

47,8

 

Debería permitirse su venta a adultos sin ninguna limitación

5,9

9,5

5,5

6,1

TOTAL

 

100,0

100,0

100,0

100,0

 

La tendencia mayoritariamente legalizadora no se traslada de manera alguna a otras sustancias como, por ejemplo, la cocaína, sustancia con una percepción mucho más negativa y respecto a la que la inmensa mayoría de la población es partidaria de prohibir y sancionar su consumo incluso privado (78%), o su venta y suministro de cualquier manera (80%). En este caso, además, las diferencias en las posiciones entre jóvenes y adultos no son estadísticamente significativas, a pesar de que, se ratifique también esa cierta mayor predisposición liberalizadora por parte de los jóvenes de edades intermedias.

 

Opinión sobre consumo de cocaína, según grupos jóvenes y adultos (%)

 

 

Grupo de edad

Total

15-22

23-30

31-65

En su opinión el consumo de Cocaína ... (p=.46)

Debería prohibirse y sancionarse su consumo aún en privado

76,9

73,5

79,1

78,1

 

Debería permitirse a los adultos su consumo en privado

20,1

24,3

18,8

19,7

 

Debería permitirse a los adultos su consumo, incluso público, sin ninguna limitación

3,0

2,2

2,1

2,2

Total

100,0

100,0

100,0

100,0

 

Opinión sobre venta de cocaína, según grupos jóvenes y adultos (%)

 

 

Grupo de edad

Total

15-22

23-30

31-65

Y respecto a la venta, cree que la Cocaína ... (p=.75)

Debería prohibirse por completo que se venda o se proporcione de cualquier manera

81,2

77,7

81,3

80,7

 

Debería permitirse su venta controlada a adultos en farmacias o en sitios autorizados

15,3

19,1

16,2

16,5

 

Debería permitirse su venta a adultos sin ninguna limitación

3,5

3,2

2,5

2,8

Total

100,0

100,0

100,0

100,0

 

OPINIÓN SOBRE LOS CLUBES CANNÁBICOS

En ese contexto aperturista y favorable al consumo de cannabis, también la mayoría poblacional apoya, de una u otra manera, la existencia y funcionamiento de los clubes o asociaciones cannábicos. Una mayoría, que es escasa en el caso de los adultos (49%) frente a un 64% entre los 23 y 30 años y el 52% entre los jóvenes menores de 23 años, y que se distribuye casi a partes iguales entre quienes los apoyan como una buena iniciativa que permite el consumo controlado y responsable, y entre quienes son partidarios de la libertad individual  sin apoyarlos de forma cerrada (no me molestan, que cada uno haga lo que quiera).

 

 

 

 

 

 

 

Imagen Principal: 
Información Complementaria: 
Categorías: 
Más Información: 

Para más información:
Beatriz Pestaña // María Sánchez
Comunicación FAD •  Tel. 91 383 80 00 •  
bpestana@fad.es // mjsanchez@fad.es