Se encuentra usted aquí

Conferencia Juventud y Seguridad OSCE 2017

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, destacó este jueves el relevante papel que tienen los jóvenes en la lucha contra la violencia de género por la importancia de las nuevas tecnologías y las redes sociales en las nuevas formas de violencia machista.

Montserrat realizó estas declaraciones durante la inauguración en Málaga de la Conferencia de Juventud organizada por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, que tiene como objetivo trabajar con los jóvenes y para los jóvenes desde el diálogo, el conocimiento del otro y el intercambio de opiniones.

Esta conferencia abordará tres dimensiones de seguridad con especial énfasis en las nuevas tecnologías y las redes sociales. La primera hace referencia al papel de los jóvenes en los conflictos armados con especial atención a la radicalización a través de internet y las redes sociales, una segunda dimensión dedicada al impacto económico sobre la ciberseguridad y por último, la tercera tratará la tolerancia y la no discriminación, como por ejemplo los delitos de odio en internet o el ciberbulling, entre otros aspectos.

En este último punto, la ministra hizo hincapié en que la lucha contra la violencia de género es uno de los grandes retos a los que se enfrenta la sociedad y destacó el papel fundamental que juegan los jóvenes como “modelos de conducta positivos".

Además, la titular de Igualdad insistió en que la violencia machista también está presente entre las parejas jóvenes y que el control de los teléfonos móviles, las redes sociales, en definitiva, el control de la mujer, son conductas que hay que erradicar.

Por ello, argumentó que desde el Gobierno se está actuando para reforzar la prevención, la sensibilización y la identificación de cualquier signo de violencia entre los adolescentes con la puesta en marcha de una serie de medidas, como por ejemplo, la aplicación ‘Libres’, que ayuda a detectar las primeras señales de maltrato e informar de los recursos disponibles.

Finalmente, Montserrat agradeció a los jóvenes su contribución por cambiar las cosas y por ser esa fuerza que “facilita el entendimiento, rompe con los prejuicios, posibilita puntos de encuentro y, sobre todo, mantiene viva las ganas de superarse”.