Se encuentra usted aquí

Leer por placer

Sólo el 60% de los jóvenes lee por placer. El objetivo de «Leemos» es que sea el 80% según un artículo publicado por La Razón. Como prosigue en más de una década ha descendido la cifra de jóvenes que leen por placer. Si en la prueba PISA del año 2000, el 69% afirmaba que leía por gusto, el último informe bajaba este porcentaje al 60%. Disfrutar de la lectura es más importante para el éxito escolar que el estatus socio-económico de la familia (estudio de la OCDE). Con el fin de revertir esta tendencia, nace «Leemos», desarrollada por la Fundación José Manuel Lara y la Fundación Telefónica. Al acto de presentación asistieron José Creuheras, presidente del grupo Planeta y Atresmedia, José Lara García, presidente de la fundación, y César Alierta, presidente ejecutivo de la Fundación Telefónica.

Se trata de una plataforma digital que persigue impulsar de forma efectiva la lectura en las escuelas, con soluciones enfocadas a los alumnos, las familias y los centros educativos. La iniciativa está dirigida a estudiantes de entre 10 y 14 años, dado que se trata de una franja de edad a la que hay que estar especialmente atento, ya que puede darse la pérdida del hábito lector, por ser cuando el joven empieza con las redes sociales y los dispositivos móviles. Por esta misma razón, «Leemos» fomenta la lectura en formato digital. Ofrece libros atractivos para que vivan aventuras, se emocionen y escapen del aburrimiento, actividades didácticas y consejos para que mejoren su competencia lectora, con el objetivo inicial de que 100.000 escolares incorporen la lectura a sus actividades de ocio. En definitiva, todas las herramientas necesarias para que ese 60% de jóvenes que hoy lee por placer sea un 80%.

En 2015, España puntuó por primera vez por encima de los países de la OCDE (496 puntos, tres más que la media) en competencia lectora. Sin embargo, lo cierto es que un 35% de la población española reconoce que no lee ningún libro al año, según el último informe de la Federación de Gremios de Editores de España.

En la actualidad, la práctica de la lectura en las escuelas, que antes disponía de media hora obligatoria al día, ha quedado diluida en otras actividades. Aunque no en todos los centros escolares es precisamente así. «En nuestros colegios, los alumnos tienen que leer 30 libros al año y lo hacen disfrutando de la lectura. Para ello es necesario motivarles», explicó Carmen Pellicer, presidenta de la Fundación Trilema, durante la mesa redonda que se celebró tras la presentación de «Leemos».

«Conseguir que lean no es tan fácil. Hay que empezar muy pronto, casi desde la cuna haciendo que pasen las páginas con sus dedos, haciendo distinción entre la lectura por obligación y la de placer. En el colegio los planes de lectura son fundamentales. En nuestras escuelas las directoras dan clase del plan lector porque para nosotros es muy importante. En Primaria, los únicos deberes deberían ser disfrutar leyendo cada día en casa», añadió.

«También es fundamental tener un buen prescriptor, de ahí que el papel de los profesores sea fundamental», incidió la escritora Care Santos, que también resaltó la responsabilidad de los autores: «Crear libros que les enganchen y que tengan sed de seguir leyendo. Para seducirles tenemos que conocerles».

«El motivo por el cual los jóvenes leen o no es el modo en el que se los vendemos y que el libro les llame la atención, sin necesidades de examen, porque no hace falta leerlo para responder a unas preguntas, ya que hay resúmenes en Internet. Hay que enseñar a los jóvenes que esa serie que les gusta está basada en un libro», concluyó Sebas G. Mouret, que recomienda libros en el canal Youtube.

Artículo de La Razón