Se encuentra usted aquí

La mitad de jóvenes considera que los riesgos provocados por las redes sociales son mucho más frecuentes de lo que se dice

•    El 58% considera que el acoso entre compañeros/as o ciberbulling se da con bastante o mucha frecuencia, un 54% considera lo mismo del envío de imágenes privadas y comprometidas, y un 41% del acoso de adultos a menores.
•    Por otro lado, algo más del 90% de los jóvenes niega ser dependiente de las redes sociales en términos absolutos y solamente el 7% cree depender de ellas.
•    La investigación ha sido elaborada por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, un centro privado e independiente creado por la FAD gracias al apoyo de Banco Santander y Telefónica.

(Madrid, 13 de mayo de 2015).- Un 56% de los jóvenes españoles de 16 a 20 años considera que los riesgos provocados por el uso de Internet y las redes sociales como el acoso de adultos a menores o acoso entre compañeros/as de la misma edad, son mucho más frecuentes de lo que se dice, mientras el 16% considera que se exagera mucho en cuanto a los riesgos que pueden suponer el uso de redes sociales.

Por otro lado, el 58% considera que el acoso entre compañeros/as o ciberbulling se da con bastante o mucha frecuencia; un 54% considera lo mismo del envío de imágenes privadas y comprometidas, y un 41% del acoso de adultos a menores. En cambio, no supera el 20-22% la proporción de jóvenes que consideran que estas situaciones se dan con poca frecuencia.

Frecuencia con la que se considera se dan las siguientes situaciones. Datos en %

 

Poca

Regular

Bastante

Mucha

No sabe/

no contesta

Acoso entre compañeros/as a través de las redes (ciberbulling)

14,7

23,3

31,2

26,4

4,4

Acoso de un adulto a un/a menor (grooming)

22,0

27,3

25,4

16,1

9,2

Envío de imágenes privadas y comprometidas (íntimas, de contenido sexual) sin consentimiento

19,8

17,7

28,2

26,3

7,9

 

Estas son algunas de las principales conclusiones de la investigación “Jóvenes en la red: un selfie” realizada por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, un centro privado creado por la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción) gracias al apoyo de Banco Santander y Telefónica. La investigación ha sido presentada esta mañana por el director general y el director técnico del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud y de la FAD, Ignacio Calderón y Eusebio Megías.

El estudio dibuja un autorretrato, un selfie de la forma de estar los jóvenes en la red, establece una tipología de la población joven en base a cómo se relaciona en Internet y en redes sociales y analiza cuantitativamente cuáles son los riesgos y ventajas percibidos por los jóvenes en su utilización de las redes sociales. Se ha realizado a partir de una encuesta online a un panel seleccionado de 800 jóvenes de 16 a 20 años familiarizados con el uso de Internet y las redes sociales. 

LA DEPENDENCIA DE LAS REDES

En cuanto a la dependencia que sienten los jóvenes en las redes sociales, la gran mayoría no se siente dependiente. De hecho, algo más del 90% niega ser dependiente en términos absolutos y solamente el 7% cree depender de ellas aunque una proporción importante reconoce sensaciones de saturación.

Por otra parte, más del 60% de los jóvenes afirma que no se inquieta ni concede excesiva importancia a la posibilidad de desconectarse y casi el 14% afirma que “muchas veces” ha sentido la necesidad de desconectarse por “saturación”, proporción que aumenta al 36% en la frecuencia “algunas veces”. Es decir, que la mitad de los jóvenes se han sentido con alguna frecuencia saturados del uso de las TIC hasta el punto de necesitar desconectarse de ellas. Por el contrario, el 24% no lo ha necesitado “nunca” o “casi nunca”.

En cambio cuando se interroga por vivencias más puntuales, casi la mitad (un 46,3%) señala que, en algún momento, sí se han sentido dependientes, y ello les ha provocado la necesidad de “desconectarse”.

Auto percepción de la dependencia de las redes sociales en función del tiempo dedicado

 

%

Dependo demasiado de las redes sociales

7,1

Uso constantemente redes sociales y necesito hacerlo, pero no creo depender de ellas

27,8

Uso las redes sociales, pero no me genera  ninguna inquietud su ausencia

45,5

No concedo excesiva importancia al uso de redes sociales, las uso poco

17,6

No uso las redes sociales

,6

NsNc

1.5

Total

100.0

 

Si desplazamos el foco de atención del uso personal a la relación generacional con las TIC, la percepción cambia sustancialmente ya que el 85% considera que la gente de su edad depende bastante o mucho de las redes sociales (casi el  doble de quienes reconocen la dependencia propia).

SOBRE LOS USOS

En relación al uso de Internet y las redes sociales, se perciben tres tendencias claras. Por un lado, la búsqueda de información y contenidos diversos (el 92% busca información y documentación y el 70% sigue webs o blogs); la mera diversión (un 86% mira páginas para divertirse y el 49% juega online); la interacción personal alrededor de las redes sociales (81% mira información de los perfiles, vidas y comentarios de otras personas, 74% comparte información y opiniones con otras personas, 72% sube fotos y/o vídeos, y 68% comparte/reenvía información y novedades de otros).

En cambio, son minoría quienes desempeñan un rol más “activo” en la generación de contenidos propios: un 26,1% participa activamente en foros y un 25,6% mantiene su propia web o blog.

Frecuencia con la que se realizan determinadas actividades en Internet. Datos agregados. Excluidos Ns/Nc.

LAS TIPOLOGÍAS

La investigación propone una tipología de los jóvenes de 16 a 20 años extraída de sus propias percepciones sobre su forma de estar en Internet y en las redes sociales:

 

%

Tipo 0. No clasificados

13,5

Tipo 1: Integrados en la red (sin grandes entusiasmos)

26,9

Tipo 2: Experimentados (que perdieron el miedo a lo online)

17,5

Tipo 3: Tecnófobos (¿o indiferentes?)

12,0

Tipo 4: Pragmáticos (expertos en nadar entre dos aguas)

30,1

 

INTEGRADOS EN LA RED (SIN GRANDES ENTUSIASMOS)

•    Tienen un posicionamiento integrador: entre la confianza en las redes, y la aparente despreocupación por la posibilidad de que puedan existir contrapartidas negativas.
•    Niegan la relación directa de Internet con la mentira y el engaño, dudan de la pérdida de intimidad y la capacidad de control; y consideran que las relaciones online no son de menor calidad que las offline.
•    Afirman que los riesgos asociados al uso de Internet ocurren “raras veces” y que su relación con las TIC es “adecuada”, con una percepción de dependencia y saturación baja.
•    Tienen un posicionamiento desapasionado y un tanto distante, con usos escasamente intensivos de Internet y las redes sociales. 

EXPERIMENTADOS (QUE PERDIERON EL MIEDO A LO ONLINE)

•    Tienen una visión apasionadamente benévola de las redes sociales minimizando sus posibles riesgos.
•    Su visión positiva se asienta más bien en la experiencia de ser usuarios  habituales. Naturalizan la complementariedad entre los espacios offline y online y exaltan sus ventajas.
•    No les preocupa ser dependientes y nunca se han sentido saturados. Plantean un uso compatible y complementario al resto de actividades cotidianas.
•    Presentan un uso experimentado y consideran que los riesgos asociados a Internet y las redes sociales “se exageran”.

TECNÓFOBOS (¿O INDIFERENTES?)

•    Tienen una postura más unívoca y claramente diferenciada del resto, representando el discurso más negativo y crítico con las redes sociales.
•    Creen que las relaciones “cara a “cara” tienen mayor  calado y en la capacidad de engaño y mentira, el aislamiento, la pérdida de intimidad de la comunicación online.
•    No se declaran demasiado dependientes de Internet y/o las redes sociales, ni les preocupa “mucho” serlo.
•    Declaran usar poco las redes, que la gente de su edad es muy dependiente de ellas y que los riesgos asociados al uso de internet son más frecuentes de lo que se dice.

PRAGMÁTICOS (EXPERTOS EN NADAR ENTRE DOS AGUAS)

•    Asumen y dan por válidas las dualidades del medio tecnológico: pueden acercar y aislar a las personas, entre la capacidad de desinhibición y el engaño, entre la mejor gestión del yo y la pérdida de intimidad, etc.
•    Consideran en mayor medida que el resto que el tiempo que pasan en internet y en las redes es “excesivo”, que han llegado a sentirse saturados/as hasta el punto de necesitar desconectarse “alguna o muchas veces”.
•    Les preocupa “bastante o mucho” ser dependientes. Consideran que los riesgos asociados al uso de internet son más frecuentes de lo que se dice.
•    Reconocen dejar de hacer actividades por usar Internet y atribuyen a los usos tecnológicos carta de “normalidad” y relegan a quien voluntariamente se queda al margen al lugar del “extraño”.

 

 

Imagen Principal: 
Información Complementaria: 
Dossier de Prensa: 
Categorías: 
Hashtag: 
#jóvenesenlared
Más Información: 

Beatriz Pestaña / María Sánchez
Comunicación FAD
Tlf: 91 383 80 00
bpestana@fad.es / mjsanchez@fad.es