Se encuentra usted aquí

El consumo prolongado de cánnabis : pautas, tendencias y consecuencias

J.F. Gamella, MªL. Jiménez Rodrigo. – Madrid : FAD, Sevilla : Junta de Andalucía. Comisionado para la Droga, 2003
418 p.; 24 cm.
ISBN 84-95248-25-5

Estudio de una muestra intencional de 204 usarios experimentados de cánnabis, que han consumido esta sustancia durante 8 años por término medio. La media de edad es de 25 años, pero un 20% son mayores de 30. Las mujeres suponen el 43% de la muestra. Del análisis de sus trayectorias personales de consumo, de sus motivaciones para el inicio y continuidad del mismo, de los modos y contextos de uso, así como de su percepción de los efectos positivos y negativos de la sustancia, se extraen, entre otras, las siguientes conclusiones: Se hace patente la normalización del consumo de cannabis a pesar del contexto de ilegalidad de esta sustancia y de relativo hostigamiento policial hacia sus usuarios. Entre un 10 y un 30% de los consumidores reconocen habituación o dependencia del cánnabis, si bien ninguno lo cita como uno de los inconvenientes del uso de esta droga. La gran mayoría de usuarios que reinciden en el consumo no son “marginados”, no están aislados ni se encuentran excluidos de los procesos de la formación educativa, el empleo o la participación política, cultural o comunitaria. En esta muestra una mayoría son universitarios. Respecto a los efectos negativos causados por el consumo de cánnabis, se aprecian 3 tipos de problemas, riesgos y daños: 1) los casos de vulnerabilidad especial, sobre todo psíquica, 2) los accidentes derivados de la asociación del consumo con conductas que impliquen riesgo, y 3) los déficits y daños a medio o largo plazo derivados del consumo y que serán difíciles de separar de otros consumos e influencias.

Distribuye: FAD
Disponibilidad: 
Disponible
Categoría: 
Investigación