Se encuentra usted aquí

Ciudadanos

  • Definición
  • Objetivos
  • Destinatarios
  • Materiales
  • Metodología

 


Definición.

 

La educación cívica aspira a consolidar en los miembros de una comunidad una conciencia viva de pertenencia a la misma, y que se traduce en la adquisición de un conjunto de habilidades y actitudes para participar receptiva y activamente en el entorno social, así como un compromiso profundo para mejorarla.

La escuela es una de las instituciones más adecuadas para erigirse en el marco de la educación cívica, al plantearse como primer objetivo la formación armónica y equilibrada de la persona, y como subsiguiente objetivo la formación de ciudadanos libres pero responsables, capaces de implicarse en experiencias y actividades concretas de participación social.

A participar se aprende participando. Por ello, difícilmente los individuos participarán en cualquier foro si no saben dialogar, comunicarse, discrepar, autoafirmarse, empatizar o respetarse.

Éste es el sustrato de cuantas propuestas figuran en las iniciativas que se proponen en las actividades: la intención de que el individuo aprenda a ser persona para llegar, paso a paso, a ser un ciudadano.

 

 


Objetivos

 

“Ciudadanos” pretende la implementación y el asentamiento de actitudes positivas hacia la participación social, así como la sensibilización de los niños y jóvenes sobre la existencia de injusticias y desigualdades, movilizándolos para trabajar, mediante el diálogo y el debate, el respeto por las diferencias. El material es una herramienta pedagógica para analizar los valores de nuestra sociedad, así como contribuir a educar ciudadanos reflexivos, críticos, tolerantes, solidarios, autónomos y participativos.

 

 


Destinatarios.

 

Los destinatarios de este material son los alumnos con edades comprendidas entre los 6 y los 16 años.

 

 


Materiales.

 

“Ciudadanos” se compone de 5 cuadernillos, dirigidos a las siguientes edades: de 6 a 8 años, de 8 a 10, de 10 a 12, de 12 a 14 y de 14 a 16.

En cada uno de estos cuadernillos se encuentran actividades en las que se pretende trabajar los siguientes valores:

Cooperación y ayuda. La idea básica es la promoción del apoyo mutuo y la colaboración entre los alumnos.

Solidaridad. La solidaridad es un sentimiento que impele a las personas a prestarse ayuda mutua, de forma que no se es completamente feliz si la dicha no alcanza a los demás.

Respeto. El objetivo es el fomento del reconocimiento de las diferencias y el rechazo de las discriminaciones.

Participación social. Supone procurar que el alumnado tenga clara conciencia de pertenecer a una comunidad y se implique activa y libremente en ella.

Cooperación al desarrollo. Invita a la reflexión sobre los compromisos mutuos en un mundo cada vez más globalizado. El objetivo que se persigue es que los alumnos reflexionen a propósito de la problemática de orden social, sanitario o derivada de desastres naturales de países con necesidades, abriendo su perspectiva de aproximación a horizontes más amplios que su reducido entorno social inmediato.

 


Metodología

 

Adaptando un enfoque propiamente escolar, es necesario precisar la importancia del fomento de un clima claramente participativo en el aula, espacio social en el que todos los alumnos tengan oportunidad de manifestar sus opiniones sobre todo tipo de cuestiones, a la par que son enseñados a respetar el pensamiento de los demás.

Lo característico de este aprendizaje cooperativo no es que los alumnos trabajen juntos, sino que lo hagan de modo cooperativo, es decir, que los objetivos de los participantes se hallen vinculados de tal forma que cada cual sólo pueda alcanzar sus fines si los demás consiguen los propios.

El profesor ha de combinar la exposición en clase con el trabajo en equipo. Por ello, su papel no es sólo transmitir información, sino actuar como mediador, facilitador y guía en el aprendizaje de sus alumnos.

Imagen Principal: