Se encuentra usted aquí

Herencias y Legados

  

Herencias y legados

 

Miles de familias, de niños y adolescentes, pueden seguir recibiendo tu apoyo aún cuando ya no estés. ¿Cómo? Incluyendo a la FAD en tu testamento. No necesitas tener un gran patrimonio para hacerlo, cualquier aportación seguirá siendo decisiva para llevar a cabo nuestros proyectos.

 

Por ejemplo…

  • 500 € pueden ayudarnos a hacer llegar nuestra oferta formativa a más especialistas y profesionales del ámbito de la prevención.
  • 2.500 € pueden hacer que nuestros programas de prevención en el ámbito familiar lleguen a muchos más padres y madres.
  • 10.000 € pueden ayudarnos a mantener nuestro servicio de información y orientación sobre drogas, del que cada año se benefician alrededor de 8.000 personas.
  • 50.000 € pueden ayudar a que más niños y adolescentes conozcan los riesgos asociados al consumo de drogas y sepan enfrentarse a ellos con autonomía y responsabilidad.

Extiende tu compromiso solidario

 

Para dejar un legado o herencia a favor de la FAD, solo tienes que comentárselo al notario cuando hagas tu testamento, indicándole los siguientes datos:  

  • Nombre completo: FUNDACIÓN DE AYUDA CONTRA LA DROGADICCIÓN (FAD)
  • Domicilio Social: Avenida de Burgos 1, 28036 Madrid CIF: G78350980
  • Constituida mediante escritura pública, de fecha 15 de septiembre de 1986, otorgada ante el Notario de Madrid D. Félix Pastor Ridruejo, con el número 3996 de su protocolo.
  • Inscrita en el Registro de Fundaciones Benéfico Asistenciales de Competencia Estatal, bajo el nº28/0844

Preguntas frecuentes

Es la declaración de voluntad escrita de una persona por la que dispone el destino de sus bienes y obligaciones, o parte de ellos, para después de su muerte.

Hay tres tipos de testamento:

  • Abierto: expresión oral o escrita de tus últimas voluntades ante notario. Se puede modificar y actualizar en cualquier momento.
  • Ológrafo: expresión personal escrita de tus últimas voluntades sin que sea calificada por el notario, fechada y firmada. Hay que iniciar un proceso notarial para verificar la firma y calificar que es el último testamento.
  • Cerrado: el testamento firmado se entrega al notario en un sobre cerrado.

Hacer testamento es recomendable porque es un procedimiento sencillo, económico y útil para decidir sobre la disposición del patrimonio y evitar problemas a familiares y allegados.

La herencia es el total de bienes, derechos y obligaciones que permanecen tras el fallecimiento de una persona y se divide en tres partes iguales: la legítima (es 1/3 de la herencia que le corresponde a los herederos forzosos, siempre que los haya, a partes iguales), el tercio de mejora (también destinado a los herederos forzosos aunque se puede repartir como se estime oportuno) y, por último, el tercio de libre disposición (pueden recibirlo no sólo herederos sino también cualquier otra persona física o jurídica). El legado afecta a esa parte del patrimonio que no corresponde obligatoriamente a los herederos forzosos y consiste en atribuir un bien concreto a una o varias personas o instituciones.

Necesitas más información