Se encuentra usted aquí

Barbitúricos

Nombre Barbituricos
Conocida como Pastillas para dormir
Familia Psicofármacos depresores
Fórmula Familia de derivados del ácido barbitúrico o malon
Origen Von Baeger fue el primero que sintetizó el ácido barbitúrico en 1.863, y a partir de este momento se han investigado más de 2.500 derivados de esta sustancia. Algunos de estos derivados son: seconal, nembutal, fenobarbital, pentobarbital, pentotal, barbital, veronal,...
Presentación Pastillas, píldoras, supositorios o en forma líquida (ampollas inyectables).
Administración Oral, rectal o inyección intravenosa.
Historia Desde que en 1.863 Von Baeger sintetizó el ácido barbitúrico, se han investigado más de 2.500 derivados de esta sustancia. Durante mucho tiempo, barbitúricos y opiáceos fueron las únicas sustancias disponibles para calmar la ansiedad o la agitación de algunos pacientes psiquiátricos.Esto hizo que su utilización clínica se generalizara y su abuso no tardó en convertirse en un problema socio-sanitario en muchos países occidentales.
Uso terapéutico Se prescribían para tratar el insomnio severo, algunas formas de epilepsia, ciertos cuadros convulsivos y determinados desórdenes psicológicos. Pero, actualmente están en desuso puesto que existen otras sustancias con mayores beneficios terapéuticos.
Tendencias de Consumo Veamos algunos datos sobre el consumo de esta sustancia sin receta médica en España:

  • La ingesta de somníferos sin receta en el último año alcanza al 1,6% de la población de 15 a 64 años.
  • La comparación de estos datos con los de estudios anteriores muestra una muy ligera tendencia de incremento en el consumo de esta sustancia, cuya prevalencia durante los últimos 12 meses pasa de 1,2% en 1997 a 1,6% en 2001.
  • Para el conjunto de la población, la edad de inicio en el consumo de somníferos, sin receta médica, está estabilizada, siendo de un 29,6%. Pero existen diferencias respecto a la edad de inicio por género. Mientras que los hombres prueban por primera vez los somníferos entorno a los 26,4 años, las mujeres lo hacen alrededor de los 32,4 años.
  • La prevalencia de los consumos habituales de tranquilizantes entre los estudiantes de 14 a 18 años es de un 2,4%.

Fuente: Encuesta Domiciliaria sobre Consumo de Drogas en España, 2001 (población de 15 a 64 años) y Encuesta sobre Drogas a población escolar, 2002 (estudiantes de 14 a 18 años). Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

Situación Legal Según la Lista de Sustancias Psictrópicas sometidas a Fiscalización Internacional de la ONU, a la que está suscrita España, las personas naturales o jurídicas que se dediquen a la fabricación de barbitúricos deberán estar debidamente autorizadas y registradas.Los barbitúricos son sustancias cuya prescripción está controlada, se requiere receta médica para su adquisición.
Dependencia y Tolerancia El consumo continuado facilita la instauración de dependencia y tolerancia. Si se disminuye o suprime la dosis habitual sobreviene un peligroso síndrome de abstinencia.
Síndrome de Abstinencia La retirada brusca de la droga puede resultar peligrosa, su abandono debe realizarse de forma gradual. El síndrome de abstinencia se caracteriza por: aumento de la ansiedad, insomnio, irritabilidad, náuseas, dolor de cabeza, tensiones musculares, palpitaciones, disforia y, en casos muy graves, convulsiones y “estatus epilépticus”. Conlleva un riesgo vital serio y requiere, por tanto, atención médica puesto que puede llegar incluso a causar la muerte.
Efectos Todos los barbitúricos son depresores del sistema nervioso central; sin embargo, existen distintas variedades (larga, media y corta duración) con diferentes efectos, vida media y toxicidad.

A dosis bajas, producen sensaciones de tranquilidad, ayudan a conciliar el sueño. También pueden provocar un estado eufórico, la “borrachera barbitúrica” parecida a la que se produce al ingerir alcohol, caracterizada por optimismo, trastornos del equilibrio, psicomotores y del habla.

Cantidades más elevadas disminuyen los reflejos y provocan adormecimiento, incluso estados próximos al coma.

Riesgos El primer riesgo y más importante es caer en la costumbre de dormir apoyándose en los hipnóticos, o tomarlos para superar un mal momento. El peligro de adicción es importante.Al ser muy escasa la diferencia entre la dosis terapéutica y la tóxica, un breve exceso puede tener importantes riesgos, incluso a la muerte. En caso de sobredosis, primero aparece somnolencia y seguidamente un estado de coma que puede llegar al colapso respiratorio y la muerte. Requiere de atención médica inmediata.Sus efectos se ven incrementados con el alcohol u otros depresores del SNC.

El consumo prolongado de barbitúricos produce síntomas crónicos: disminución de la memoria y del funcionamiento interpersonal, irritabilidad, cambios en el estado de alerta. Trastornos físicos: anemias, hepatitis.

Consumo de menor riesgo Tener en cuenta:

  • Es fundamental que la persona que tome barbitúricos por prescripción médica, respete las dosis indicadas por su especialista.
  • Siempre hay que informar al médico de todos los medicamentos que se está tomando, para así poder prevenir la aparición de efectos secundarios al mezclarlos con estas sustancias.
  • Al igual que no se deben mezclar los barbitúricos con otros medicamentos que puedan provocar somnolencia, no se puede mezclar con bebidas alcohólicas, ya que los efectos pueden verse potenciados.
  • Hay que evitar manejar cualquier tipo de maquinaria bajo los efectos de estas sustancias.
  • Las mujeres embarazadas no deben tomar barbitúricos bajo ningún concepto, puesto que podría dañar al feto.
  • Tanto los barbitúricos como cualquier otro tipo de medicamento hay que mantenerlos fuera del alcance de los niños.
Detección en la orina Su consumo se detecta a través de analítica en orina de hasta las 24-48 horas después del último consumo.
Particularidades Al ser muy escasa la diferencia entre la dosis terapéutica y la tóxica, un breve exceso puede llevar a la muerte. De aquí que años atrás fueran tan comunes los suicidios con barbitúricos.Los descubridores del barbital murieron por sobredosis de su propio descubrimiento.El nombre de ácido barbitúrico proviene del hecho de haber conseguido su condensación a partir de la urea y del ácido malónico coincidiendo con el día de Santa Bárbara.
Links